sábado, 20 de junio de 2015

“ALENTO & ZAGUÁN” ¡Espectacular producción del Ballet Nacional de España! – Por Sergio Cardozo

“ALENTO & ZAGUÁN”
BALLET NACIONAL DE ESPAÑA. Director: ANTONIO NAJARRO
Teatro de la Zarzuela del 12 al 28 de junio 2015

"Alento y Zaguán" - Ballet Nacional de España
Foto: Sergio Cardozo
Extraordinario espectáculo que nos ofrece el BNE en estreno mundial en Madrid en esta segunda quincena de junio. 

Y como sucede cada vez que se estrena un espectáculo de gran formato, sobre todo de las Compañías Nacionales de danza españolas (BNE o CND), la polémica entre los corrillos de profesionales, críticos/periodistas y público, está servida.

Mientras escribo esta crónica sobre el espectáculo, nuestro Ballet Nacional de España, actualmente con la dirección de Antonio Najarro, está subido a las tablas del Teatro de la Zarzuela en su séptima función, que espero sea tan apoteósica como a la que pude asistir el pasado jueves.

Como esto es un blog personal y “a pesar” de ser profesional de la danza en este país, no escatimaré halagos ante el deslumbrante despliegue que nos ofrece el programa “Alento&Zaguán”. Los que ya me conocéis sabréis que no soy experto en danza española ni flamenco, tampoco periodista ni mucho menos crítico.


 SÍGUENOS EN FACEBOOK


Para mí la danza es un juego para disfrutar y emocionarse, sea haciéndola, sea viéndola; así que en este caso, hablaré como espectador de la función y hacia el final del post, también haré alguna reflexión, a partir de la indignación que me han provocado determinados comentarios o críticas sobre el mismo y que me apetece compartir en este espacio.

El BNE se aleja de los costumbrismos regionales que nos mostró en el espectáculo “Sevilla” y también del amplio repertorio folclórico con el que nos deleitó en “Sorolla”. El Director Antonio Najarro con “Alento&Zaguán”, imprime al máximo su particular visión de lo que es un gran espectáculo para acercar al gran público el sello universal de la danza española y deja el listón muy alto para superarlo en lo que resta de este siglo XXI, por su manera de crear, de presentarlo y por la extraordinaria plantilla de bailarines que son capaces de deslumbrarnos dando vida a este montaje.

Pero vayamos por partes y eso sí, si estás a tiempo de verlo o si se te cruza por tu camino no dejes de verlo.

No por casualidad llega Antonio Najarro a tomar las riendas del BNE sino a base de trabajo, esfuerzo y sobre todo por talento, como bailarín, como creador. 
No por casualidad nos ofrece este programa sino gracias al riesgo personal que decide, al imprimir su mirada personal al firmar y realizar su verdadera faceta como creador, en Alento. 

Y se agradece el riesgo, por su delicadeza al mostrar la danza, la exquisitez al presentarla y sobre todo por su elegancia en el virtuosismo. Sin despegarse de esa mirada, también nos ofrece Zaguán y para la que invita a cuatro coreógrafos para deleitarnos con un flamenco para grandes escenarios, que lo trasvasa, que lo atraviesa.

Soy un público fácil y solo espero conmoverme, emocionarme y sorprenderme con la magia que sucede con el arte, sobre todo viendo espectáculos de danza. Por eso, desde hace ya muchos años, he dejado de leer los programas de mano, no necesito explicaciones (aunque luego las busque); una manía de ésas, como las de comenzar a leer el periódico viendo la portada y luego recorrerlo desde la última página.

Tengo quizás un poco exacerbados los sentidos y me conmueven los pequeños detalles y los grandes paisajes. ¿Ves? (y perdón si resulta un tanto exagerado), pero “Alento&Zaguán” es como encontrarse con un gran paisaje; podrás haber visto fotos, documentales o te lo habrán contado muchas veces pero hasta que no estás allí presente, no alcanzas a descifrar su magnitud y la cantidad de emociones que te suceden.

He de confesar que no era un público normal, había tenido la posibilidad de ver alguno de sus ensayos, la trastienda del vestuario y de asistir a la rueda de prensa; un voyeur, un mirón privilegiado. Pero la magia sucede en el escenario, como con los grandes paisajes, con todos sus detalles que lo hacen casi indescriptible.

Pero ya sabemos que hay gustos para todos, incluso de paisajes y “para gustos colores”; pero después de enfrentarte cara a cara con las Cataratas del Iguazú, por dar un ejemplo, no puedes darte la vuelta y decir que te gusta más la montaña. 
Actitudes así me parecen una falta de respeto por su desprecio y sobre todo una falta de sensibilidad ante la belleza. Pero no seré yo quien indique cánones de lo que tengas que disfrutar y emocionarte, ¡faltaría más!

Así es “Alento&Zaguán”, cual Cataratas de Iguazú. Una vez allí te envuelve, te hipnotiza y te moja aunque no quieras pero también tienes sus guiños, sus pellizcos y sus quiebros. Tanto  emociona su majestuosidad como también encontrarte envuelto  de mariposas o de arcoiris por todos tus costados y de la majestuosidad de su selva salvaje, donde cada cosa está y casi por milagro, en el sitio y el momento que debe estar. Un lugar donde seguro que quieres volver.

Continuará…
Y sí, llegado este punto decido subir esta breve introducción. Pero seguiré hablando de esto en otro momento, sólo quiero subir el post para que, si estás a tiempo, no te pierdas la función.

Un guiño también a eso que está tan de moda, las miniseries, culebrones o sagas literarias y cinematográficas, que parece que atraen al público.

Ahí queda esto, previo al Día de la Música, porque la música que acompaña este espectáculo también dará mucho que hablar.  Lo cierto es que “Alento&Zaguán” ya está escrito en la historia de la danza, le guste a quien le guste (o no). Pero quizás las malas críticas sea todo un buen presagio de que Antonio Najarro no anda por mal camino, no nos olvidemos que los grandes creadores siempre han sido los más criticados en su época.




A todos los que trabajan por el arte y la danza, a los que crean y a los que bailan: ¡muchas gracias!
Gracias por compartir y seguir este blog. Bienvenido a  cualquier comentario o sugerencia: Sergio.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR VER EN ESTE BLOG:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada